Actividad pesquera fue paralizada: La radioactividad en aguas cerca de Fukushima excede en 3.355 veces los niveles legales

|

El yodo radiactivo contenido en el agua cercana al reactor número uno de la central nuclear de Fukushima-1 excede en 3.355 veces los niveles legales, informó ayer miércoles 30 de marzo la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón. A través de un comunicado de prensa, el vicedirector de esta entidad, Hidehiko Nishiyama, puso paños fríos sobre los efectos de esta radiación sobre el ecosistema marino de la prefectura, explicando que se paralizó la actividad pesquera en los lugares aledaños a esta zona, así como sobre sus residentes, ya que hasta el momento han sido evacuados en un radio de 20 kilómetros en torno a la planta. Nishiyama detalló que "el yodo-131 tiene una vida media de ocho días, incluso considerando su alto grado de concentración en la vida marina, se habrá deteriorado considerablemente cuando haya alcanzado a la gente". Con anterioridad, el Ministerio de Ciencia del país nipón había anunciado un descenso en la radiactividad del agua cercana a la central, pese a que sus niveles todavía son elevados, por lo que están retrasando los trabajos de refrigeración de los reactores. Por su parte, la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco), encargada de la gestión de Fukushima-1, aún busca la forma de almacenar el agua contaminada y de destruir las sustancias radioactivas, tras descartar los métodos convencionales por considerar que no serían eficaces dada la magnitud de la emergencia.

Domingo Jiménez: La banca ya retomó la confianza en la industria salmonicultora

|

Pesquera Coloso, de la familia Lecaros Menéndez, a través de su filial Salmones Humboldt, contempla en el 2011 la apertura de tres nuevos centros de cultivo (dos de salmón Atlántico y uno de trucha), para llegar a utilizar a plena capacidad su piscicultura de recirculación, que le permitirá sembrar seis millones de smolts en régimen. De acuerdo con lo publicado por Estrategia, en el intertanto, la salmonicultora continuará ofreciendo smolts de salmón Atlántico a terceros y servicios en su planta de proceso, aseveró Domingo Jiménez, gerente general de la compañía. En el 2010, no tuvo cosecha, pues solo sembró sus dos primeros centros de cultivo, con una inversión de US$ 9 millones. Sobre los nuevos reglamentos sanitarios y ambientales que regirán al sector, Jiménez expresó que "la industria es la primera interesada en contar con un marco regulatorio que permita una actividad sostenible, cuidando que no genere rigideces que atenten contra la necesaria dinámica de la actividad". De igual manera, si las condiciones sanitarias se mantienen en la industria salmonicultora, las empresas acceden a financiamiento y los mercados siguen mostrando dinamismo. "Estimo que el 2013 podríamos ver cifras de cosecha de magnitudes similares a las previas al virus ISA", apostó Jiménez. El retomar la confianza de la banca en el sector, de acuerdo con Jiménez, ya sucedió, pues "al estructurar programas financieros en pleno período de crisis, esta ya dio muestra de confianza en la industria, el siguiente paso será apoyar financieramente con nuevos recursos al sector, y eso está ocurriendo". Frente a las críticas por la ola de aperturas de salmonicultoras a Bolsa, afirmando que están sobrevalorizadas, Jiménez respondió que "los mercados e inversionistas cada día comprenden más tanto los riesgos del negocio como las fortalezas. No se puede emitir juicios sobre sub o sobrevaloración. La apertura de nuevas compañías muestra un sector activo, que se abre a nuevas fuentes de financiamiento y visiones, lo que siempre será beneficioso". Coloso -que tiene un 23% de Corpesca, un 40% de Orizon, y un 91% aproximadamente de Salmones Humboldt-, elevó en casi 15 veces sus ganancias en el ejercicio anterior, anotando US$ 122,8 millones, pero vio bajar sus ingresos en 92,8%, los que descendieron a US$ 12,8 millones.

Reemplazará a Francisco Cifuentes: Ricardo García es elegido como nuevo gerente general de Camanchaca

|


En su última sesión, el directorio de Camanchaca decidió nombrar a Ricardo García Holtz como nuevo gerente general de la empresa en reemplazo de Francisco Cifuentes Correa, quien después de 31 años en el cargo decidió renunciar a su labor ejecutiva e incorporarse al directorio como accionista de la compañía. El cambio en la máxima posición ejecutiva -que se hará efectivo el próximo lunes 11 de abril-, responde a una nueva etapa en el desarrollo de la industria en que participa Camanchaca y a las necesidades propias de una empresa abierta, luego que en diciembre del 2010 colocó exitosamente 31% de su propiedad en Bolsa, detallaron desde la firma ligada a los socios Jorge Fernández Valdés y el mencionado Francisco Cifuentes, quienes poseen el 77% y el 23% de la propiedad, respectivamente. Entre los desafíos que deberá abordar Ricardo García, destacan la creciente integración de los mercados internacionales y la consolidación de la industria local, así como una creciente demanda mundial por alimentos, todo lo cual ofrece atractivas oportunidades de crecimiento para Camanchaca. García es ingeniero comercial y magíster en economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) y posee un máster en economía de la Universidad de California de Estados Unidos (UCLA). Hasta el 2010 ejercía como presidente ejecutivo de Seguros Interamericana y Chief Executive Officer (CEO) para Latinoamérica y el Caribe de Alico, empresas a las que estuvo ligado los últimos 20 años. De igual manera, fue presidente de la Cámara Chileno-Norteamericana de Comercio (Amcham) entre los años 2009 y 2010. Francisco Cifuentes Correa junto con Jorge Fernández Valdés, actual presidente del directorio de Camanchaca, fueron los artífices del desarrollo alcanzado por la compañía en las últimas décadas, y que la ha posicionado como el principal productor y exportador de productos del mar de Chile, y una de las diez pesqueras más grandes del mundo. Camanchaca participa en la pesca en el norte y sur de Chile y en Ecuador; así como en la acuicultura de salmón, y cultivo de mejillones, ostiones y abalones.

Este año: Grupo Angelini reabrirá planta de conservas en Iquique

|

La crisis que vive la industria pesquera a nivel nacional, a raíz de la escasez de jurel y las bajas cuotas del recurso disponibles para el 2011 -315.000 toneladas otorgadas por la autoridad, es decir, un 76% menos que en el 2010-, no hizo que el grupo Angelini bajara los brazos, y sigue adelante con sus proyectos emblemáticos de la zona norte. Es así como, mediante Corpesca, los Angelini están reabriendo la antigua planta de conservas de Pesquera Iquique, pero con tecnología de punta mundial, de acuerdo con el gerente general de la compañía, Francisco Mujica. Según lo publicado por Estrategia, el costo de esta reapertura para Corpesca es de US$ 6 millones, mientras que la planta tendrá un total de producción de 600.000 cajas por año, dependiendo de la cuota de jurel que tenga el país. Según Mujica, lo anterior es "responsabilidad de la autoridad pesquera y que no se deje presionar por el gremio de la Asipes (Asociación de Industriales Pesqueros de la Zona Centro-Sur)". La planta de conservas del grupo Angelini trabajará con 80 personas por turno, una vez que inicie su producción normal, y a la vez, su puesta en marcha se efectuará en octubre o noviembre del año en curso, a más tardar, precisó Mujica. En relación con los efectos que tendrían las bajas cuotas de jurel en el empleo del sector pesquero en el norte -Corpesca es la empresa con las más grandes operaciones de la zona-, "hasta el momento no hay ninguna determinación de la empresa respecto de ese punto. Aguantaremos hasta donde sea posible con todo el personal que tenemos en nuestras plantas", afirmó Mujica. Cabe recordar que Roberto Angelini, presidente de Corpesca, manifestó hace un tiempo que "en el norte hay jureles para pescar, a diferencia de lo que sucede en la zona centro sur. Por lo que la reducción de las cuotas del recurso nos afectará. La zona norte será la más perjudicada".

En el 2010: Pesquera Itata aumentó en un 48% sus ingresos

|

Al 31 de diciembre del 2010, Pesquera Itata S.A. -incluye filiales- elevó el año pasado en un 48% sus ingresos sumando US$ 194 millones, fundamentalmente, como resultado de la consolidación de su negocio salmonícola, en el cual alcanzó un nivel de ventas por US$ 79 millones, que se compara favorablemente a los US$ 41 millones anotados en el 2009. En cuantos a sus ganancias, estas totalizaron los US$ 18 millones, cifra un 66,6% inferior si se compara con los US$ 27 millones reportados en igual período del 2009. En tanto, a nivel de Ebitda (utilidad antes de intereses, impuestos, depreciacion y amortizaciones) alcanzó los US$ 58 millones con un aumento del 137% en relación con el mismo lapso del año pasado. En este sentido, y según lo reportado por la compañía a la Superintendecia de Valores y Seguros (SVS), las ganancias disminuyeron drásticamente "porque se toma la utilidad al cierre de diciembre del 2010 sobre el patrimonio y se compara con la utilidad anual del 2009 sobre el patrimonio, la cual era mayor porque consideraba un aumento de US$ 14 millones después de impuestos que correspondía al crecimiento del activo biológico, ajuste que se efectúa bajo las nuevas Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés)". Altos precios En el período enero-diciembre del 2010, Itata registró ventas menores en cantidad: en el caso de la harina de pescado vendió 32.751 toneladas, con una disminución de un 27% en relación con el mismo período del año anterior; mientras que en el caso del aceite de pescado, anotó ventas por 8.223 toneladas, con una baja de un 18% en comparación con mismo lapso del 2009; y en congelado fueron 12.623 toneladas con una baja de un 46%. "El efecto precio compensó la caída en los volúmenes de venta en el 2010", puntualizó la empresa ligada a la familia Sarquis. En este sentido, Pesquera Itata precisó que sus ganancias en términos de ventas crecieron un 11%, "que se sustentó en un incremento del precio de la harina, alcanzando a US$ 1.792/t, y también en el precio del aceite de pescado que llegó a un valor de US$ 924/t". De igual manera, la firma detalló al ente fiscalizador que "las menores capturas del 2010 redujeron en un 6% la pesca procesada, esta disminución pudo ser mayor, pero fue parcialmente revertida porque se ha comprado pesca a otras industrias de la zona sur, que por los daños del terremoto no pudieron operar sus plantas en parte del 2010". En tanto, su filia Pesquera Bahía Caldera S.A. aumentó sus ventas en un 99% durante los doce meses del año recién pasado, llegando a vender 16.742 toneladas con un aumento de un 18% en la cantidad vendida, por sobre el mismo período del año anterior y con un aumento de precios del 69%.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB