Recuento noticioso 2010: Tercer trimestre destacó por crisis del jurel, fusión SPK-San José y empresas que dejaron SalmonChile

|


Entre los meses de julio y septiembre se produjeron relevantes hechos en el sector pesquero-acuícola. La caída libre en las capturas de jurel agudizaron roces históricos entre industriales del norte y del sur. Además, la solicitud de traspaso de cuotas entre una macrozona y otra, movilizaciones y hasta acusaciones de sobreexplotación, marcaron la agenda informativa.Dentro del mundo productor de salmónidos, la noticia más bullada fue el alejamiento de tres empresas desde la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), situación que se transformó en el punto de inflexión en la historia de uno de los principales gremios salmonicultores del país.
Crisis del jurel
Corría julio y la industria pesquera del centro sur del país sumaba complicaciones. A los daños dejados por el terremoto y posterior tsunami del pasado 27 de febrero se agregaba una baja dramática en la pesca del jurel. Así lo manifestaba el actual presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros de la Zona Centro Sur (Asipes), Roberto Izquierdo. "El año pesquero viene complicado por el jurel, porque la parte alta de la temporada dura normalmente hasta septiembre, de modo que ya está jugada. No será un buen año pesquero, con suerte se pescará la mitad de la cuota de la zona centro-sur", decía acongojado.
Para Izquierdo la baja presencia de jurel en el sur se debía a que "en el norte se pescan los pescados más chicos y también a la acción de la flota extranjera". A ello se suma que hay que ir a buscar los recursos más lejos de la costa. "Por ejemplo, hemos estado pescando a la altura de la Isla de Chiloé, a 500 millas o 600 millas mar afuera, o sea, puro gasto en petróleo". La menor pesca "supondrá menos producción de harina de pescado, de conservas y congelados", aseveraba.
Por su parte, el gerente general de Corpesca -principal pesquera de la macrozona norte-, Francisco Mujica, sostenía "tenemos estudios de la Universidad Arturo Prat y otros donde dice que la talla mínima puede ser de 20,8 centímetros. Están hechos con metodología irrefutable desde el punto de vista científico y, sin embargo, la Subsecretaría (de Pesca) pese a tener esto en su poder no ha firmado el decreto para bajar la talla mínima de 26 a 21, con lo cual se terminaría el tema de la talla mínima".
Luego vino la decisión del Consejo Nacional de Pesca (CNP) de no traspasar 40 mil toneladas del recurso a la macrozona norte; ante este escenario, los representantes de esta zona hicieron saber su descontento y fueron más allá, dando un plazo de ocho días para que el consejo revoque su medida o sino amenazaban con iniciar movilizaciones.
"La próxima semana nos reuniremos con la Subsecretaría de Pesca (Subpesca) para analizar el tema. Le estamos dando plazo de aquí al 30 de septiembre y en caso que no haya soluciones no nos quedará otra que movilizarnos. Este tema no es nuevo, ya llevamos cuatro años abogando por lo mismo y en todo este tiempo el sur no ha pescado la cuota que se le otorga durante el año", expresaba a PESCA al día el presidente del Sindicato de Tripulantes de Iquique (Región de Tarapacá), Luis Saavedra.
En la contraparte, el presidente de la Multigremial del Sector Pesquero de la Región del Bio Bio y consejero nacional de Pesca, Hugo Roa, sostenía a este mismo medio que le parecía "incomprensible que la autoridad presentara una propuesta de reasignación de cuota de esta naturaleza, a pesar de contar con los informes técnicos que concluían que el recurso jurel se encuentra en un estado delicado y donde se recomienda, entre otras cosas, que la Talla Mínima Legal de Captura (26 cm) debiera estar lo más cercana a la Talla Mínima Crítica (30 cm), privilegiando de esa manera la sobrevivencia de juveniles".
Fusión SPK y San José
A través de un hecho esencial enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), las empresas pesqueras Coloso e Iquique Guanaye (Igemar) suscribieron en julio de este año un acuerdo para que sus respectivas filiales -Pesquera San José y South Pacific Korp (SPK)- se fusionen en una nueva sociedad, que administrara y desarrollara el negocio pesquero. Una vez concretada la fusión, la compañía pasó a concentrar un poco más del 20% de las cuotas asignadas en la zona centro-sur.
San José se dividió en dos compañías. Una de las sociedades resultantes de la división (Operativa San José) mantuvo los activos relacionados con la actividad pesquera y sus pasivos, y fue ésta la que se fusionó con SPK.
El acuerdo contempló que el 60% del capital accionario de la sociedad resultante de la fusión pertenezca a los accionistas de SPK, y el 40% restante es de propiedad de los accionistas de Operativa San José.
El acuerdo contempla, además, una opción de venta a los accionistas de SPK de las acciones que pertenecerán a Sociedad Pesquera Coloso S.A. Esta opción corresponde a un 10% o un 20% de las acciones de la sociedad fusionada, y podrá ser ejercida en el 2013 o el 2016.
Dejan SalmonChile
El martes 28 de septiembre, la empresa de capitales japoneses Salmones Antártica S.A. presentaba una carta a SalmonChile donde oficializaba su renuncia a dicho gremio, convirtiéndose, de paso, en la quinta compañía que se alejaba de la entidad.
Aún cuando habían pasado tres años desde que se detectara el primer brote del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv) en Chile, la crisis provocada por el letal patógeno terminó por desnudar las diferentes visiones que existían al interior del gremio.
"La manera cómo enfrentar las mejoras sanitarias que requiere la actividad, llevó, durante el 2009, al alejamiento de las compañías Marine Farms GTM y Trusal. En tanto, entre agosto y septiembre, concretaron su salida Empresas AquaChile e Invertec Pesquera Mar de Chiloé", informaba AQUA.cl en la oportunidad.
En el caso de AquaChile, la distancia entre los centros de cultivo fue uno de los principales motivos; mientras que Invertec fundamentó su alejamiento en asuntos tales como el rol autorregulador que el gremio estaría tomando, así como en el peso que estarían alcanzando al interior de él las salmonicultoras noruegas.
De acuerdo con lo expresado a este medio por el presidente del directorio de Empresas AquaChile, Víctor Hugo Puchi, en dicha ocasión, la decisión de su renuncia estuvo fundada en las reiteradas discrepancias con SalmonChile, principalmente, respecto de "la profundidad de los cambios que requiere la industria para aspirar a refundar una actividad más segura sanitariamente".
Salmón transgénico
Los animales transgénicos llegarán a los supermercados. Esto es casi un hecho. La pregunta que hay que responder ya no es si se permitirá el consumo humano de filetes de vacas, pollos o cerdos modificados genéticamente, sino cuándo. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció en septiembre que está a punto de dar un paso que abrirá los estantes de los supermercados a estos productos; todo depende de la última revisión que se encuentra llevando a efecto un panel de expertos.
La empresa estadounidense AquaBounty está a punto de ser autorizada por la FDA a comercializar el AquaAdvantage, el primer animal genéticamente modificado que llegará directo a los estantes de supermercados y consumidores estadounidenses.
Los creadores, Aqua Bounty Technologies Inc., sostienen que el pez de rápido crecimiento presenta las mismas características que el salmón Atlántico convencional y no representa amenazas para el medio ambiente o su consumo. "Así lo demuestran sus investigaciones de más de 20 años", aseveraba a AQUA.cl Henry Clifford, uno de los principales desarrolladores de este pez fruto de la biotecnología. En la contraparte, los ecologistas y conservacionistas se oponen ya que argumentan que no hay datos suficientes que permitan asegurar que comer este tipo de pescado no causa efectos colaterales.
El tema es interesante y la polémica está instalada a nivel mundial, con proyecciones impensadas si consideramos que la decisión de la FDA podría marcar un importante precedente en la producción de otras especies modificadas para consumo humano. Esto es algo que algunos científicos creen que es fundamental para poder alimentar a las 9 mil millones de personas que vivirán en el planeta en el 2050.

En Región del Biobío: Presentaron novedoso proyecto que convierte agua de mar para consumo humano

|

Obtener agua para consumo humano y de riego rica en nutrientes a partir de agua de mar es el objetivo de una novedosa iniciativa que liderará la Universidad de Concepción (UdeC), gracias al financiamiento de InnovaChile de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).
Como consecuencia del terremoto del 27 de febrero se han generado serios problemas de abastecimiento de agua difíciles de resolver a través de los suministros existentes debido a los graves daños en sus matrices y redes. Frente a esto, el desarrollo de una tecnología que permita aprovechar el agua de mar para uso humano contribuirá a resolver este tipo de problema.
El proyecto, que será liderado por el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Concepción (UdeC), fue dado conocer el pasado jueves 23 de diciembre por la intendenta regional, Jacqueline van Rysselbergue, junto al director regional de la Corfo Biobío, Sergio Jara, y dicha casa de estudios. También participaron los alcaldes de algunas de las ocho comunas donde se implementará la iniciativa, que son Hualpén, Coronel, Colemu, San Pedro de la Paz, Cobquecura, Trehuaco, Tomé y Penco.
Con un financiamiento de la Corfo por $ 180 millones, el proyecto se enmarca en el "Concurso de Bienes Públicos para la Innovación y Fortalecimiento de Capacidades para la Reconstrucción", focalizado en apoyar a los sectores productivos de las regiones y comunas más afectadas por el terremoto del 27 de febrero.
El director regional de la Corfo, Sergio Jara, sostuvo que "para enfrentar el proceso de reconstrucción y generar el punto de inflexión que necesitamos es extremadamente importante apostar por la innovación y el emprendimiento. Lo que estamos haciendo es financiar un proyecto innovador que va a permitir generar un bien público que quedará disponible para toda la comunidad".
La autoridad agregó que además de lo anterior, la iniciativa permitirá generar una nueva empresa que se dedicará al desarrollo este tipo de plantas para implementarlas en otras latitudes del país.
Por su parte, Van Rysselbergue agregó que en el marco de este concurso de Innova Chile de la Corfo, la Región del Biobío, "a raíz de que presentó muy bueno proyectos y que supo defenderlos adecuadamente, pudo captar $ 2.800 millones para proyectos de innovación, que significan el 60% de los recursos asignados entre las regiones afectadas por el terremoto".
Innovación y desarrollo
El director del Departamento de Ingeniería Química de la UdeC, Rodrigo Bórquez, manifestó que la meta es desarrollar una unidad demostrativa, que se instalará en algunas de estas municipalidades. "Queremos demostrar, en el período de un año, que podemos construir y hacer sustentables en el tiempo unidades de desalinización de agua de mar para uso en regadío y consumo humano", dijo Bórquez.
En este proyecto se analizarán métodos combinados basados en técnicas físico-químicas con membranas semipermeables de nanofiltración y/u osmosis inversa, que permitirán modificar la composición del agua de mar. De esta forma, se obtendrán productos que podrán ser utilizados para fines domésticos y sanitarios en los hogares chilenos, además de aguas de calidad potable y para regadío.

Piden al Ejecutivo que salde la deuda histórica de los jubilados de Asmar

|

Con 14 votos a favor y dos abstenciones el Senado solicitó al Presidente de la República que envíe un proyecto de ley para solucionar la deuda histórica existente con el personal jubilado de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar), que con anterioridad a la dictación del Decreto Ley Nº 551, efectuó cotizaciones al Fondo de Desahucio en la Caja de Empleados Particulares, las que no le han sido restituidas, con posterioridad a su ingreso como imponentes de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional.
Ello al aprobar un proyecto de acuerdo en esa línea, presentado por el senador Francisco Chahuán.
Según se explica en el texto aprobado, el decreto ley Nº 551, de 1974, dispuso que el personal directivo, profesional y técnico de Asmar, como asimismo el personal administrativo que desempeñaba funciones similares a la de los empleados civiles de la Armada, ingresara como imponente de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional.
Según lo publicado por el Senado, en esa misma norma se estableció que dicho personal tendría derecho a retiro, ya sea en forma voluntaria o cuando lo dispusiere la empresa, después de cumplir 30 años de servicios o 60 años de edad, siempre que hubiere completado un mínimo de 20 años en la Caja de Previsión de la Defensa Nacional y que para el personal femenina, la edad sería de 55 años.
De igual manera, se dispuso que el personal debía efectuar en la institución de previsión ya mencionada, las imposiciones correspondientes al Fondo de Desahucio hasta completar la devolución total de la suma que oportunamente reciba a título de desahucio.
No obstante, no se estableció norma alguna respecto del traspaso por parte de la Caja de Empleados Particulares a la Caja de Previsión de Defensa Nacional de los aportes efectuados con anterioridad al Fondo de Desahucio por el personal de Asmar, ni tampoco se contempló en la dictación del Decreto Ley Nº 3502, que creó el Instituto de Normalización Previsional, continuador legal de la institución previsional de los empleados particulares, de modo que esta última institución quedó con dichos fondos.
Es por ello que el Senado consideró que "se hace necesario corregir esta situación, con el objeto de hacer devolución al personal jubilado de Asmar de los recursos que fueron aportados al Fondo de Desahucio, durante catorce años, y que no le fueron restituidos, para cuyo efecto se hace necesario el envío de un mensaje legislativo que solucione esta deuda histórica a dichas personas".

Pesca en alerta

|

A continuación reproducimos una editorial publicada por el diario El Sur, donde se analiza la posibilidad de licitar las cuotas de captura:
"A raíz de la escasez de recursos, el Consejo Nacional de Pesca (CNP) aprobó en Valparaíso la anunciada reducción de las cuotas globales de captura para 2011. La medida contribuirá a frenar el colapso de especies como el jurel, depredado en alta mar y capturado bajo talla mínima legal en el norte. Sin embargo, traerá aparejado un nuevo golpe al empleo en una industria pesquera devastada por el terremoto y que ya suma cerca de dos mil despidos en el año.
Por desgracia, la incertidumbre laboral no termina ahí. Ha trascendido que el proyecto de ley para renovar los Límites Máximos de Captura por Armador (LMCA) comprendería la asignación de un 50% de las cuotas individuales a los operadores con historia extractiva, como ocurre en los 22 países con dicho régimen pesquero. Sin embargo, el 50% restante se adjudicaría mediante subasta, caso inédito a nivel mundial.
El informe "Hacia dónde debiera ir la regulación pesquera", despachado hace unos días por el Programa Económico y Social de Libertad y Desarrollo (LyD), concluyó que una subasta total o parcial de las cuotas individuales no facilitaría el ingreso de nuevos actores, sino que por el contrario, concentraría la actividad en menos operadores. Además, deterioraría la calidad de los derechos de explotación, afectando las decisiones de inversión y de manejo sustentable de las especies; aumentaría los costos para la industria, quitándole competitividad internacional, y limitaría los recursos para investigar o agregar valor a la materia prima.
Desde el punto de vista jurídico, en los países con cuotas individuales transferibles -como Chile desde 2001- éstas se han asignado a los actores con autorizaciones de pesca; es decir a quienes registran una historia de capturas comprobable, cautelando que el reparto respete la participación de cada actor por especie y región. Al subastar las cuotas se pasaría por sobre el derecho a pescar de los titulares de esos permisos; por ende, el Ejecutivo se expondría a demandas por expropiación.
Menos atendible es la posición de las plantas de pequeña y mediana envergadura que no poseen barcos ni autorizaciones de pesca, las que han pedido que se les entregue cuota por el solo hecho de procesar materia prima o prometer empleo. Por lo mismo, durante el seminario "Bio Bio: Región pesquera por excelencia" fue el propio subsecretario de Pesca quien instó a dichas firmas a no generarse falsas expectativas.
La asignación de cuotas mediante licitación sólo es aplicable sobre recursos nuevos, donde no hay autorizaciones de pesca y por ende historia de capturas; no tenerlo en cuenta sentaría un pésimo precedente para los demás rubros ligados al uso de recursos naturales. Si a ese hecho se agrega el nuevo escenario al que se enfrenta el sector, con una cuota global de jurel que caerá un 76%, entre otras especies que disminuyen, es claro que cualquier experimentación perjudicará aún más a la zona y el país en su conjunto".

Sonapesca: Bajas cuotas de jurel se mantendrían por hasta diez años

|

Por un período de entre cinco y diez años se mantendría el escenario de bajas cuotas de jurel disponibles en el país, luego del drástico recorte de un 76% del recurso para el 2011, que las dejó en 315.000 toneladas, mientras que en el 2010 llegaban a 1.300.000 toneladas.
De acuerdo con el gerente general de Sonapesca, Héctor Bacigalupo, con la información actual, "el escenario de bajas cuotas de jurel se mantendría por un período de entre cinco y diez años, según han manifestado los propios científicos en el proceso, dependiendo de lo que vaya ocurriendo en el camino, ya que esta industria es bastante dinámica. Todo esto debe ser revisado período tras período".
En tanto, Bacigalupo afirmó a Estrategia que si bien existen supuestos biológicos que son razonables para explicar lo anterior, que consideran los niveles de reclutamiento de jurel de los últimos años, que han estado bajos, "si por algún motivo viniera un calentamiento de las aguas, y se pusieran más huevos, todas las proyecciones tendrían que corregirse y apurar la recuperación".
Lo fundamental, dijo Bacigalupo, es que en la próxima reunión de la Organización Regional de Pesca (ORP) de enero, en Cali, Colombia, la flota internacional decida apoyar la propuesta científica para el jurel. Si la ORP no pone una cuota equivalente a lo indicado como necesario, camino que siguió Chile, "el recurso no se va a recuperar nunca y la crisis se va a ahondar", aseguró.
En la zona centro-sur, la reducción de cuotas de jurel no es tan dramática en el papel, porque este año se capturó una cifra real equivalente a la asignada. En el norte, va a significar una restricción importante, una disminución real, aseveró Bacigalupo.
De hecho, para la zona centro-sur, de 224.000 toneladas descargadas en el 2010, se les otorgó para el 2011 la cifra de 222.450 toneladas. Mientras que para el norte se baja respecto a la captura de este año, desde 168.000 toneladas a 39.255 toneladas.

La Asipes prevé una baja de un 35% en las flotas de captura

|


Una reducción de un 35% en la flota total de extracción de jurel que opera en la zona centro-sur es la estimación que realizan para el 2011 en la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes). La medida se debe al drástico recorte de un 76% en la cuota de captura global de jurel que aplicó el Consejo Nacional de Pesca (CNP) para el próximo año ante la disminución detectada en el recurso.
Según el gerente general de la entidad gremial, Luis Felipe Moncada, ya son varias las empresas que se encuentran en conversaciones para asociar sus operaciones con el fin de reducir sus costos. "De acuerdo con nuestras estimaciones, probablemente en el 2011 el número de las embarcaciones baje en 20 naves en la zona centro-sur. Actualmente, los 56 barcos que realizan extracción de jurel serían demasiados para la cuota que está asignada", aseveró Moncada a El Mercurio.
De acuerdo con la norma del 2011, desde la Región de Valparaíso hacia el sur sólo se podrán capturar 240 mil toneladas, cifra que representa un 20% menos de la extracción proyectada de 300 mil toneladas para este año, según datos de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca). En tanto, para los industriales del norte, el límite de pesca de jurel se estableció en 39 mil toneladas, cantidad 76% más baja con respecto a las 140 mil toneladas con que cerraría el 2010.
Si bien en la zona centro-sur ya se estaba pescando a niveles similares a los que se permitirán en el 2011, en la Asipes explicaron que la reducción en las flotas no se hizo tan efectiva en el 2010, pues en el sector existía incertidumbre respecto de la menor cantidad del recurso, situación a la que se le suma la interrupción que vivió la industria en la temporada del jurel (entre diciembre y fines de julio) por efecto del terremoto.
"Este año fue atípico por el sismo. Entre marzo y mayo las naves estuvieron paralizadas, y luego las empresas salieron a capturar con todas sus embarcaciones para recuperar el tiempo perdido. Además, no había tanta claridad respecto de la merma del recurso ni de cuánta iba a ser la reducción que iba a aplicar el Consejo Nacional de Pesca", argumentó Moncada.
Pese a lo anterior, los daños que provocó el terremoto anticiparon los planes de reducción de costos de algunas compañías. Un ejemplo de aquello es el caso de Pesquera El Golfo, que pasó de nueve naves que operaban en el 2009 a sólo cuatro para el 2010. Este cese se incrementará en el próximo ejercicio.
Medidas
El gerente general de Pesquera Itata, Gerardo Balbontín, puntualizó que de los seis barcos operativos que tuvieron este año decidieron paralizar uno y está en evaluación el cese de otro. "Con las seis embarcaciones alcanzábamos a capturar cerca de 140 mil toneladas de jurel y 40 mil toneladas de anchoveta y sardinas. Ahora esperamos capturar 70 mil toneladas entre todas las especies que extraemos", explicó.
En tanto, en Pesquera Landes explicaron que previo al terremoto operaban con cuatro naves, número que bajó a tres después de los daños ocasionados por el sismo. Según Eduardo Fosk, gerente general de la firma, para el 2011 seguirán con tres, pues no tiene sentido volver a usar dicho barco ante el nuevo cuadro.
En total son 56 barcos los destinados a la extracción de jurel, anchoveta y sardinas que se encuentran operativos en la zona centro-sur.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB