La Asipes prevé una baja de un 35% en las flotas de captura

|


Una reducción de un 35% en la flota total de extracción de jurel que opera en la zona centro-sur es la estimación que realizan para el 2011 en la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes). La medida se debe al drástico recorte de un 76% en la cuota de captura global de jurel que aplicó el Consejo Nacional de Pesca (CNP) para el próximo año ante la disminución detectada en el recurso.
Según el gerente general de la entidad gremial, Luis Felipe Moncada, ya son varias las empresas que se encuentran en conversaciones para asociar sus operaciones con el fin de reducir sus costos. "De acuerdo con nuestras estimaciones, probablemente en el 2011 el número de las embarcaciones baje en 20 naves en la zona centro-sur. Actualmente, los 56 barcos que realizan extracción de jurel serían demasiados para la cuota que está asignada", aseveró Moncada a El Mercurio.
De acuerdo con la norma del 2011, desde la Región de Valparaíso hacia el sur sólo se podrán capturar 240 mil toneladas, cifra que representa un 20% menos de la extracción proyectada de 300 mil toneladas para este año, según datos de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca). En tanto, para los industriales del norte, el límite de pesca de jurel se estableció en 39 mil toneladas, cantidad 76% más baja con respecto a las 140 mil toneladas con que cerraría el 2010.
Si bien en la zona centro-sur ya se estaba pescando a niveles similares a los que se permitirán en el 2011, en la Asipes explicaron que la reducción en las flotas no se hizo tan efectiva en el 2010, pues en el sector existía incertidumbre respecto de la menor cantidad del recurso, situación a la que se le suma la interrupción que vivió la industria en la temporada del jurel (entre diciembre y fines de julio) por efecto del terremoto.
"Este año fue atípico por el sismo. Entre marzo y mayo las naves estuvieron paralizadas, y luego las empresas salieron a capturar con todas sus embarcaciones para recuperar el tiempo perdido. Además, no había tanta claridad respecto de la merma del recurso ni de cuánta iba a ser la reducción que iba a aplicar el Consejo Nacional de Pesca", argumentó Moncada.
Pese a lo anterior, los daños que provocó el terremoto anticiparon los planes de reducción de costos de algunas compañías. Un ejemplo de aquello es el caso de Pesquera El Golfo, que pasó de nueve naves que operaban en el 2009 a sólo cuatro para el 2010. Este cese se incrementará en el próximo ejercicio.
Medidas
El gerente general de Pesquera Itata, Gerardo Balbontín, puntualizó que de los seis barcos operativos que tuvieron este año decidieron paralizar uno y está en evaluación el cese de otro. "Con las seis embarcaciones alcanzábamos a capturar cerca de 140 mil toneladas de jurel y 40 mil toneladas de anchoveta y sardinas. Ahora esperamos capturar 70 mil toneladas entre todas las especies que extraemos", explicó.
En tanto, en Pesquera Landes explicaron que previo al terremoto operaban con cuatro naves, número que bajó a tres después de los daños ocasionados por el sismo. Según Eduardo Fosk, gerente general de la firma, para el 2011 seguirán con tres, pues no tiene sentido volver a usar dicho barco ante el nuevo cuadro.
En total son 56 barcos los destinados a la extracción de jurel, anchoveta y sardinas que se encuentran operativos en la zona centro-sur.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB