Pesqueros han repuesto el 43% de sus plantas

|


A tres meses del terremoto y maremoto, el 43% de las plantas de la industria pesquera que operan en la Región del Biobío está en funciones. Se trata de 15 de 35 unidades productivas concentradas en Talcahuano y Coronel, lo que evidencia una revitalización del sector, que espera estar en el 100% operativo en 18 meses.
Pese a este avance, las proyecciones para este año no son auspiciosas. Esto, ya que se prevé que para fines de 2010 la producción de harina de pescado tendrá una baja de 40%, la de congelados de 60% y la de conservas de 40%, en comparación con 2009, lo que equivaldrá a una pérdida de US$ 325 millones, afirmó la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes).
El Mercurio publica que la merma económica que ha dejado el terremoto en la industria de esta zona asciende a US$ 456 millones: US$ 300 millones en infraestructura, US$ 134 millones en producción, US$ 10 millones por saqueos (5 mil toneladas de alimentos), US$ 9 millones en mantención de empleos (se han despedido sólo 386 trabajadores de 12 mil) y US$ 3 millones en ayuda a trabajadores.
Sólo en cuanto a los ingresos de este sector, durante el primer trimestre de este año se alcanzaron los US$ 195 millones, el 40,7% menos que lo obtenido en igual periodo de 2009. En cuanto a la producción, las bajas más significativas se dan en los sectores conserva (83%), congelados (75%) y aceite (69,4%), en igual tiempo comparado.
Ofensiva contra licitaciones
En tanto y según lo publicado por el Diario Financiero, ad portas de que se inicie la discusión sobre la nueva ley, proyecto que estará listo antes de fin de año, según anunció el subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, los pesqueros industriales comenzarán a exponer, en una serie de instancias, los efectos adversos del modelo de licitaciones para el desarrollo del mercado.
La primera de éstas será hoy, cuando en las oficinas del TDLC la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), ingrese un documento que responda a los planteamientos de Lota Protein, criticando con cifras la iniciativa noruega.
El documento, que fue elaborado junto al estudio Claro y Compañía, también contendrá datos históricos que echan por tierra los argumentos de la noruega como, por ejemplo, el que empresas como Itata hayan incrementado su presencia a través de compras, demostrando que sí se puede participar, sin distorsionar los grados de concentración. Actualmente doce empresas se reparten las cuotas asignadas, teniendo la más grande el 13% de participación.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB