Legislarán sobre proyecto que establece nuevos parámetros para la fijación de las cuotas globales

|

Con plazo para realizar indicaciones hasta el 25 de octubre próximo quedó el proyecto, en primer trámite, que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), que regula la fijación de cuotas globales anuales de captura para cada unidad de pesquería.
La Sala del Senado aprobó por unanimidad, la idea de legislar sobre esta iniciativa que establece que, una vez fijada la cuota global y, en caso de existir dos o más unidades de pesquería que comprendan un mismo stock o unidad poblacional de un determinado recurso hidrobiológico se procederá a su fraccionamiento y distribución entre las distintas unidades de pesquería que integren el stock o unidad poblacional.
Según lo publicado por el sitio electrónico del Senado, durante el debate intervinieron los senadores Antonio Horvath, Hosaín Sabag, Jaime Orpis, Juan Pablo Letelier y Carlos Cantero, quienes dejaron constancia de su preocupación por los procedimientos científicos para determinar la fijación de las pesquerías.
El senador Horvath, en su calidad de presidente de la Comisión de Pesca, entregó una detallada cuenta del proyecto y manifestó que "en la actualidad la ley no es lo suficientemente explícita en cuanto a la distribución de las unidades de pesquería y, por ello esta iniciativa establece las bases para la pesquería del jurel, una especie de gran migración".
No obstante, aclaró que "la ley como se plantea no solo se refiere al jurel y por eso la Comisión recibió a las distintas organizaciones de pesca del país". Advirtió que muchas pesquerías están en situación límite, pese a esfuerzos realizados.
Agregó que "este es uno de los temas que está evaluando la Comisión por cuanto el límite máximo de captura vence el próximo año y hay que reformular el sistema. Otro tema son las pesquerías de investigación y si no invertimos no tendremos bases para tomar decisiones oportunas".
En tanto, el senador Hosaín Sabag, argumentó que la iniciativa cuenta con suma urgencia, es decir de 10 días para ser despachado por cada rama legislativa. Sin embargo, advirtió que existen algunas controversias sobre sus normas para resolver temas pendientes relativos a estudios para determinar la existencia de stock de pesquerías.
A su turno, el senador Jaime Orpis, aseveró que "desde hace tiempo el norte del país ha manifestado que existe discriminación respecto a la distribución de los recursos pesqueros, particularmente en el tema del jurel se pidió que se realizara el marcaje. Nunca se hizo y, por lo tanto, no se pudo determinar el ciclo migratorio". Por ello, instó a resolver el tema de la administración pesquera sobre todo en materia de stock, porque no hay consenso de que exista solo uno.
De igual forma, el senador Juan Pablo Letelier recordó que la Ley de Pesca cumple 20 años de vigencia en el 2011 y, a su juicio, "se requiere un debate en el país respecto a la institucionalidad que tenemos porque los Consejos nacionales y zonales de pesca son arte y parte de decisiones que dicen relación con la cantidad de dinero que entra a los bolsillos a industriales".
Por su parte, el senador Carlos Cantero, se refirió al origen de las distintas distribuciones de las cuotas de pesquerías y expresó que "existe molestia entre los trabajadores de la industria en el sector norte porque sienten que sus derechos se ven atropellados toda vez que se cuestiona la forma en que se define la cuota de captura por armador". Por ello, enfatizó la importancia de estudiar científicamente los distintos stocks de pesquerías.
Nuevas formas
En lo fundamental, el proyecto dispone textualmente que, "en aquellos casos que se trate de un solo stock o unidad poblacional de un determinado recurso hidrobiológico, y esté administrada por más de una unidad de pesquería, se pueda establecer una sola cuota global anual de captura, la que luego se distribuirá entre las distintas unidades de pesquería que integren el stock o unidad poblacional".
Propone, además, incorporar un artículo transitorio a la Ley General de Pesca y Acuicultura, que permita que las asociatividades entre titulares de límite máximo de captura regulada en el artículo 7º de la ley Nº 19.713, puedan efectuarse entre armadores de distintas unidades de pesquería, con un límite de un 10% de su límite máximo de captura, añadiendo que las mismas podrán efectuarse en cualquier época del año.
Esta disposición puntualiza que las asociatividades se podrán realizar entre distintas unidades de pesquería, sólo cuando se trate de unidades de pesquería que forman parte de un mismo stock o unidad poblacional.
De igual manera, el límite del 10% que establece obedece a que, en algunos casos, puedan existir elementos de conservación que no hagan aconsejable un traspaso de cuota mayor.
Por otro lado, impone a la Subsecretaría de Pesca (Subpesca) la obligación de elaborar, dentro del plazo de 18 meses contados desde la fecha de la publicación de esta ley, los estudios necesarios para determinar la talla de primera madurez sexual del jurel en todo el territorio nacional y con resultados por cada macrozona, con el objeto de asegurar la sustentabilidad del recurso.
Se agrega que, vencido dicho plazo la Subsecretaría determinará la talla mínima del jurel, de conformidad a los señalados estudios técnicos.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB