Itata y El Golfo se fusionan creando empresa que factura US$ 400 mills.

|


Compañías ligadas a las familias Sarquis y Santa Cruz, respectivamente:
Se profundiza la concentración en el sector, tras la drástica reducción de la cuota global de captura del jurel. Ya habían anunciado su unión San José y SouthPacific Korp y Camanchaca con Pesquera Bío Bío.
Tras la drástica reducción de 76% que aplicó el Gobierno a la cuota global de captura del jurel, la apuesta era una sola: una ola de fusiones en el sector para enfrentar esta situación.
Ayer, las empresas pesqueras Itata y El Golfo -controladas por las familias Sarquis y Santa Cruz, respectivamente- anunciaron su unión, formando una compañía que facturará en torno a los US$ 400 millones anuales. Se calcula que la unión generará sinergias por unos US$ 100 millones.
Además, significará, según cálculos de un ejecutivo que conoce de la operación, la salida de unas 120 personas, de un total de 1.200 que actualmente se ocupan en ambas firmas.
Jaime Santa Cruz, presidente de El Golfo, destacó las interesantes oportunidades que se abren con la operación.
“El acuerdo al que hemos llegado nos permite afrontar el futuro con mucho optimismo, tanto en el sector extractivo como acuícola, en los que tenemos operaciones muy similares y complementarias”, dijo.
Por su parte, para Sergio Sarquis, presidente de Pesquera Itata, esta decisión “hace mucho sentido en el actual contexto de reducción de cuotas de extracción, la incertidumbre regulatoria y las importantes sinergias que surgen de la fusión de ambas compañías”.
La compañía integrada tendrá siete directores, de los cuales cada una aportará dos y tres serán independientes.
En la operación, que se espera se concrete en los próximos seis meses, Itata fue asesorada por LarrainVial y El Golfo trabajó en conjunto con IM Trust.
Potencial
Uno de los objetivos de la unión será potenciar el negocio salmonero, en el cual participan ambas empresas.
Se estima que 2010 marcó el inicio de la recuperación de la industria chilena y que en 2013 esta podría retomar el peak de exportaciones de 2006: más de US$ 2.500 millones. El año pasado, los envíos de salmón y trucha sumaron unos US$ 1.800 millones.
En este negocio, ambas compañías concentraron (entre enero y octubre del año pasado) el 7% de los envíos del sector.
Mayor fue su presencia en el rubro de jurel congelado, donde las ventas de ambas empresas representaron un 30,5% de todo lo exportado entre enero y noviembre de 2010.
La resultante será el segundo actor del mercado del jurel, considerando las cuotas de captura para este año, con un 19% del total.
En primer lugar quedará el grupo Orizon, firma compuesta por las operaciones de SPK y San José. Estas sumarán 40 mil toneladas de jurel. Con esto manejarán el 31% de las cuotas totales en la zona centro-sur, que va desde el límite norte de la Región de Valparaíso hasta el límite sur de la Región de La Araucanía.
En tercera posición se ubicará la pesquera Bío Bío y Camanchaca, con cerca del 17% de la cuota global.
Reordenamiento
A fines del año pasado, los grupos Angelini y Lecaros (Coloso) anunciaron la creación de Orizon, una compañía que surgió de la fusión del negocio pesquero que ambos conglomerados manejaban en la zona centro-sur: SouthPacific Korp (SPK) y San José, respectivamente.
En tanto, el pasado 17 de enero se anunció la fusión de los negocios de pesca pelágica en la zona centro-sur de las empresas Camanchaca (controlada por Jorge Fernández y Francisco Cifuentes) y Bío Bío (ligada a la familia Stengel).
US$ 100 millones son las sinergias esperadas de la fusión por concepto de ahorros y potencialidades.
8 barcos operará la nueva empresa, los cuales serán aportados en partes iguales por Itata y el Golfo. Actualmente, las dos compañías pescan con cuatro barcos.
120 personas serían despedidas por el ajuste de la nueva empresa. Ambas pesqueras suman 1.200 empleados.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB