Grandes familias y "tiburones" empresariales controlan casi el 70% de la principal pesquería chilena

|


01/02/2011
Ecoceanos

La Fiscalía Nacional Económica evaluará los potenciales riesgos a la competencia que generaría la fusión de grandes empresas pesqueras. La FNE indicó que los índices de concentración y sus variables, superan los umbrales establecidos por la guía interna para el análisis de operaciones de concentración horizontales, específicamente en los mercados de cuotas individuales transferibles de pesca (CITs) para las pesquerías de jurel a nivel nacional, anchoveta, en las regiones de Valparaíso, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos y la de sardina común a nivel nacional.
Por Ecocéanos News, martes 1 de febrero de 2011"La ciudadanía, comunidades costeras, pueblos originarios, trabajadores y consumidores vamos a exigir al parlamento que se investigue el destructivo e irresponsable comportamiento del consejo nacional de pesca y los consejos zonales de pesca , sumada a situaciones de evidente corrupción y conflicto de intereses, vinculadas a la administración de los recursos pesqueros del país. No es posible que este verdadero "club de repartidores de cuotas de pesca" continue facilitando la destrucción y apropiación por parte de un puñado de grupos empresariales del patrimonio marino y el litoral costero de la Nación ", señaló Ecoceanos.En medio de una aguda crisis de las pesquerías chilenas, los tres principales conglomerados pesqueros industriales han concretado acelerados procesos de fusión en tan sólo seis meses lo que les permitirá controlar el 67% de la cuota total de jurel (Trachurus murphiiyi), la principal pesquería del país sudamericano.Esto ocurre en medio de una aguda crisis pesquera donde la cuota de jurel ha sido reducida en un 76%, asignando las autoridades una cuota total de 315 mil toneladas para el 2011, a diferencia del 1,3 millón de toneladas entregados en 2010, pero que no alcanzaron a ser capturadas en su totalidad por falta del recurso a causa de la sobreexplotación.De estas 315 mil toneladas, 222.450 han sido destinadas a la zona centro-sur del país -area que abarca desde el límite norte de la Región de Valparaíso hasta el límite sur de La Araucanía.En este contexto, se acaba de acordar la fusión para julio de este año de la Pesquera Itata, perteneciente a la familia Sarquis, con la Pesquera El Golfo, controlada por el grupo empresarial Yaconi -Santa Cruz, con lo cual la firma resultante obtendrá el 20,9 % de la cuota total asignada desde Arica a Los Lagos, principales áreas económicas para la pesquería de jurel.Pesquera Itata está valorizada en US$ 511 millones, controlando la familia Sarquis el 61,4%, mientras la familia de Teresa Solari es propietaria del 14,7%. En el proceso de fusión, Itata está siendo asesorada por la corredora Larraín-Vial, mientras que El Golfo lo es por IM Trust.Esta fusión es parte de otros movimientos que se han dado en el sector. Las recientemente fusionadas Pesqueras Camanchaca y Bío-Bío controlarán el 18,4% de la cuota de jurel en esta area, mientras el poderoso grupo Angelini, a traves de la empresa South Pacific Corporation (SPK) y Pesquera San José obtendrán el 19,7% .A nivel de la cuota nacional de jurel, Pesquera Itata y El Golfo controlarán el 16,9% durante el presente año, mientras el conglomerado SPK y Corpesca (ambos pertenecientes al grupo Angelini) junto a Pesquera San José obtendrán el 36,4% de la cuota nacional. Por su parte, Pesquera Bio-Bio y Camanchaca tendrán el 18,4%, junto a Pesquera Alimar (familia Izquierdo) con un 9,2%.Sin embargo, el principal actor de la pesquería e industria del jurel en Chile sería el nuevo grupo denominado Orizon. A fines del 2010, los grupos Angelini y Lecaros (propietario de Pesquera Coloso) anunciaron la fusión del negocio pesquero de ambos conglomerados para la zona centro-sur de Chile: las empresas SouthPacific Korp (SPK) y San José, respectivamente. Con ello, la nueva empresa Orizon sumará 40 mil toneladas anuales de jurel, con lo que controlará el 31% de las cuotas totales de jurel en la zona centro-sur de Chile.En tercera posición se ubica la fusión de Pesquera Bío Bío (vinculada a la familia Stengel) y Camanchaca (controlada por Jorge Fernández y Francisco Cifuentes), con el 18,4 % de la cuota de jurel para la zona centro -sur, y el 17% de la cuota globalINVESTIGARÁN FUSIÓN DE EMPRESASLuego de este último anuncio de fusión, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) inició una investigación para evaluar los "riesgos a la competencia" que podría generar la fusión entre las empresas pesqueras Itata y El Golfo.Las compañías anunciaron su unión para enfrentar la drástica reducción del 76% que aplicó el Gobierno a la cuota global de captura del jurel. Esta fusión formaría una compañía que facturará en torno a los US$ 400 millones anuales."Procede que esta fiscalía evalúe los potenciales riesgos a la competencia que la operación preliminarmente analizada, podría conllevar a los consumidores", dijo a El Mercurio el fiscal nacional económico, Felipe Irarrázabal. Según la autoridad antimonopolio, "existirían elevados índices de concentración para algunos mercados relevantes analizados, afectados por la operación".La FNE indicó que los índices de concentración y sus variables, superan los umbrales establecidos por la guía interna para el análisis de operaciones de concentración horizontales, específicamente en los mercados de cuotas individuales transferibles de pesca (CITs) para las pesquerías de jurel a nivel nacional, anchoveta, entre las regiones de Valparaíso, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos y la de sardina común a nivel nacional."Se requiere analizar si la referida concentración en los mercados de extracción, aumenta las barreras de entrada en los mercados nacionales de comercialización final de las especies mencionadas", añadió la fiscalía.Con la fusión, las empresas pesqueras Itata y El Golfo serán el segundo actor del mercado del jurel, con el 16,9% del total de las cuotas de captura para el 2011. En el rubro de jurel congelado, las ventas de ambas empresas representaron un 30,5% del total exportado en el 2010.FUSIÓN Y VINCULO SALMONEROUno de los objetivos estratégicos de la fusión de ambas pesquera es el de potenciar su negocio salmonero, altamente dependiente del abastecimiento de harina y aceite de pescado.Fuentes de la industria señalan que el peak en las exportaciones de la industria chilena del salmón ocurriría el 2013. Con ello se retomarían los volúmenes existentes antes de la crisis del virus ISA (2007), en la región de Los Lagos. El 2010 los envíos de salmón y trucha sumaron US$ 1.800 millones, concentrando Itata y El Golfo el 7% de las exportaciones del sector.Para el Centro Ecocéanos "los principales responsables de la actual crisis en la pesquería y salmonicultura industrial, resultan ser sus principales beneficiados"."En toda el historial pesquero y salmonero en las últimas décadas, el medio ambiente, la biodiversidad marina, las pesquerías nacionales y los trabajadores son los grandes perdedores. Ya 1.500 obreros han perdido su fuente de trabajo, a los que se sumarán en los próximos meses otros 6.000 en la zona norte. A ello se suman los 20.000 trabajadores que han quedado cesantes en la región de Los Lagos, a consecuencia de la crisis del virus ISA, todo lo cual es expresión de décadas de destructivo manejo sanitario y ambiental de estas mismas compañías, junto a empresas transnacionales", dijo la organización ciudadana.Ecoceanos señaló que "la ciudadanía, comunidades costeras, pueblos originarios, trabajadores y consumidores vamos a exigir al parlamento que se inicie una investigación sobre el destructivo e irresponsable comportamiento del consejo nacional de pesca y los consejos zonales de pesca. Todo esto viene acompañado de situaciones de evidente corrupción y conflicto de intereses, vinculadas a la administración de los recursos pesqueros del país"."No es posible que este verdadero 'club de repartidores de cuotas de pesca' continue facilitando la destrucción y apropiación por parte de un puñado de grupos empresariales del patrimonio marino y el litoral costero de la Nación", agregó Ecoceanos. Finalmente, Ecoceanos llamo a los ciudadanos y comunidades costeras a informarse, organizarse y coordinarse para "resistir al ciclo de sobreexplotación y colapso sucesivo de los recursos marinos, unidos a su posterior privatización, concentración económica y exclusión productiva y social de amplios sectores regionales."Hoy debemos luchar contra el inicio de la fase especulativa en nuestros mares y costas, mediante la entrada de estos grandes conglomerados pesqueros y salmoneros a la bolsa de comercio, mientras el sistema financiero impulsa la creación de mercados de compra y venta de cuotas de pesca y derechos de uso de las concesiones de acuicultura, bienes nacionales de uso público que el estado entrega gratuitamente a las grandes compañías", afirmó la organización ciudadana.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB