Sonapesca: "Las licitaciones de las cuotas de captura más bien parecen un capricho"

|

Ayer jueves 5 de mayo, la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca) citó a una conferencia de prensa para analizar la realidad del sector pesquero industrial del país, considerando los acontecimientos que ha sufrido la actividad en el último año. Se trató de la primera reunión entre Rodrigo Sarquis y los medios de comunicación, desde que este asumiera la presidencia del gremio, en julio del año pasado.



En el encuentro también estuvieron presentes el vicepresidente y gerente general de la entidad, Carlos Vial y Héctor Bacigalupo, respectivamente.
El presidente de Sonapesca advirtió que el objetivo primordial, tanto para el Gobierno como para la industria, es la conservación de los recursos pesqueros y la estabilidad de las pesquerías. De esta manera, fue enfático al decir que cualquier normativa que regule al sector debe velar porque esto se cumpla, resolviendo los distintos problemas de las pesquerías en cada región del país y asegurando una pesca sustentable desde una perspectiva biológica, económica, medioambiental y social.
Disminución de los desembarques
Rodrigo Sarquis entregó información y cifras que muestran la situación que vive la pesca, por la disminución de los desembarques, la reducción de las cuotas de pesca, la baja en los niveles de empleo y los efectos derivados del terremoto de febrero del 2010.
El presidente de la Sonapesca hizo hincapié en la reducción de los desembarques industriales en los últimos años. En la misma etapa, el sector artesanal aumentó su representación en el total de los desembarques pesqueros de 8,7% de las capturas totales en 1991 a 53% en 2010.
Durante 2010, y por segundo año consecutivo, el sector pesquero industrial no logró cumplir con las cuotas asignadas. Las capturas se redujeron de 3,6 millones de toneladas en 2004, a 1,6 millones de toneladas en 2010, lo que equivale a una baja de 56,7%.
Nuevas estrategias
En los últimos meses, compañías del sector pesquero anunciaron planes para incorporar mayor valor agregado; establecieron asociaciones estratégicas entre algunas empresas y, en otros casos, acordaron fusiones para racionalizar las operaciones y reducir los costos dada la escasez de materia prima, entre otras variables.
Sarquis dijo que este año la industria apoyó la medida del Gobierno de aplicar una considerable reducción en las cuotas de pesca (76% en el caso del jurel y 72% en la anchoveta) sobre la base de un enfoque precautorio y la información científica disponible sobre los recursos pelágicos nacionales. Sin embargo, según lo expuesto por el dirigente gremial, esta decisión, que busca la preservación de los recursos pensando en la sustentabilidad en el largo plazo, ha generado una serie de impactos en áreas como el empleo.
Como consecuencia de la reducción de los desembarques, principalmente del jurel, se estima que la fuerza laboral se redujo en un 15,6%.
De esta manera, las compañías han privilegiado la elaboración de productos para consumo humano, principalmente conservas y congelados, con el fin de mantener la mayor cantidad posible de fuentes de trabajo y agregar valor al recurso.
A favor del actual sistema
Para el presidente de Sonapesca los hechos demuestran que el actual sistema de administración ha funcionado y ha sabido ajustarse a los cambios que se han generado. Sin embargo, dijo que "debe existir claridad que la actividad pesquera atraviesa momentos complejos y que no está en condiciones de resistir propuestas que planteen alteraciones sustantivas en los actuales mecanismos de administración pesquera vigentes. Si no se adoptan las medidas que apunten a preservar los recursos, tarde o temprano la actividad pesquera va a desaparecer".
Respecto de la posibilidad de licitar las cuotas de captura, Sarquis fue enfático al decir que estas no resuelven ninguno de los problemas que hoy tiene el sector. "No lo hace más competitivo, tampoco convoca al mundo artesanal a sumarse a las medidas de conservación y no pone énfasis en poder recuperar las pesquerías, por lo tanto, nosotros le preguntamos al gobierno: ¿para qué?, porque los problemas del sector claramente no los va a resolver de esa manera".
El dirigente gremial agregó que "todo este tema de las licitaciones lo único que hace es alejar al sector pesquero de resolver los problemas actuales que tiene y más bien parece un capricho".
Por su parte, Carlos Vial añadió que "mi experiencia ha sido que en la medida en que se focaliza la solución en las regiones y en los actores, el avance es mucho mayor. Muchas veces estos proyectos de ley que comprenden muchas materias tienden a concentrar la energía en desmedro de la solución de los problemas mismos. Cuántas veces hemos discutido la ley larga de pesca y hemos terminado después de un arduo proceso legislativo con una ley corta de solución de emergencia y con la realidad igual. Hay ahí un llamado más bien a concentrarnos en los problemas y temerle a una discusión que puede ser muy larga y muy amplia en su cobertura y sus impactos".
Consultado acerca de las constantes críticas que ha recibido el sector industrial respecto de la concentración de la actividad y de la desaparición de la pequeña industria, Sarquis aseguró lo contario. "Quedó demostrado en la consulta que hizo Lota Protein al Tribunal de la Libre Competencia que dentro de los sectores que se tenía registro el sector pesquero era uno de los menos concentrados de la economía. Argumentos adicionales hay dos. Uno, el 50% de los desembarques pesqueros provienen del mundo artesanal. Segundo, estamos frente a un escenario donde en 15 años el país tiene la mitad de sus recursos pesqueros disponibles, por lo tanto, nadie puede pretender que el sector tenga la misma estructura. Lo que sí sería bueno es revisar otras pesquerías, las cuales tienen un mecanismo de administración distinto de los límites máximos de captura, donde se puede ver que el grado de concentración es importante".
Finalmente, Vial concluyó diciendo que "este es un sector que está en crisis y la primera tarea es sacarlo adelante".
Exportaciones
En materia de exportaciones pesqueras, en 2010 los envíos del área pesquera extractiva alcanzaron US$ 1.516 millones, lo que representa una baja de 10,6% respecto del 2009, equivalente a US$ 150 millones. La elaboración de productos con mayor valor agregado y los mayores precios internacionales permitieron atenuar el déficit en volúmenes de producción debido a las menores capturas.

buscador



Google

Web
fetrapes

 

©2009 . FETRAPES . | Template Blue by TNB